Septiembre de 2015

Antes de ponerme en serio con esto de la escritura, leía, leía mucho, pero hasta el verano de 2013 nunca compartí las opiniones de mis lecturas con nadie.
Un día, con una compañera de trabajo, me metí de lleno en la aventura blogger y, al mismo tiempo que mis historias iban tomando forma, comencé a reseñar/comentar en aquel blog lo que leía. Fue una experiencia única. Me ayudó a analizar lo que caía en mis manos, a subsanar algunos de mis vicios de escritora y no solo me enseñó a abrir la mente a nuevos géneros, sino también a compartirlo con otras personas.
Hoy ese blog ha sido desmantelado, pero yo he querido recuperar mis entradas en este pequeño espacio: son un recordatorio de mis comienzos. Las he copiado y pegado por fechas, tal y como fueron escritas, y no he cambiado ni una coma. Así que disculpad si hay errores o mi discurso no es todo lo correcto que debiera: son los comentarios de una novel. Todo lo que encontréis con fecha anterior a septiembre de 2015 forma parte de esa aventura.
Y sigo leyendo, porque la lectura es uno de esos vicios fantásticos del que nunca nadie debería desintoxicarse. Y hasta es posible que actualice y os cuente más cosas sobre lo que leo, aunque sea muy de tanto en tanto.

Fdo. M.C. Sark

sábado, 24 de agosto de 2013

No te lo vas a creer - Sophie Kinsella

Título: "No te lo vas a creer"
Título original: Can you keep a secret?
Autor: Sophie Kinsella

Género: Chick-Lit
Editorial: SALAMANDRA
( Publicaciones y Ediciones Salamandra S.A.)
Año de edición: 2004





Has tomado una copa de más y hablas por los codos, sin parar, y cuando por fin levantas la vista, unos ojos oscuros y penetrantes te observan atónitos, fascinados y... ¡muy interesados!
Después de asistir en Glasgow a una desastrosa reunión de trabajo y de tomarse un par de vodkas, ¿o fueron tres?, para levantar el ánimo e infundirse valor, Emma Corrigan se sube por fin al temible artefacto volador para regresar a Londres. El vuelo resulta especialmente movido; algunos pasajeros gritan, las azafatas se abrochan los cinturones con caras lívidas, y Emma se agarra desesperadamente a los brazos de su asiento. Presa del pánico, de su boca empiezan a brotar todos sus secretos, sus sueños más ocultos y sus deseos más inconfesables, que van a parar a oídos del silencioso pasajero que, inmutable, la escucha sentado a su lado. Emma no se deja nada: desde el día en que perdió la virginidad hasta la nota de matemáticas que falsificó en el currículum, pasando por lo incómodo que le parece el tanga. Pero este mal trago no será nada comparado con lo que le espera el lunes en la oficina, donde corre la voz de que el presidente de la megacorporación americana para la que trabaja se encuentra de visita en la sede londinense. En medio del nerviosismo general, Emma decide acercarse a la máquina de café del pasillo y se cruza con la comitiva que acompaña al gran jefe... 

Pocos libros me han hecho reír a carcajadas y muchos menos llorar de la risa, así que le debo una a Sophie kinsella por hacerme pasar tan buen rato con este libro.
Es una historia de amor que se lee con rapidez, y que empieza de la manera más original. Es ligera, y visual. Casi puedes ver las escenas en tu imaginación al leer el relato. Y es divertida. Rematadamente divertida. Sobre todo la primera parte, cuando nuestra protagonista va en el avión y por su boca comienzan a salir todos y cada uno de sus peores secretos, esos que avergonzarían al mas pintado. La pequeña Emma no se calla nada y es que cuando empieza, no puede parar y suelta desde que riega las macetas de su compañera con zumo de naranja cuando se enfada con ella, hasta que tiene una frase en clave para "escaquearse" del trabajo....
Conforme va avanzando la historia, el tono va decayendo, pero es normal. Sería del todo imposible mantener el nivel pero tienes sonrisas aseguradas en cada capítulo.
Muy bueno para leer en una perezosa tarde de verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario