Septiembre de 2015

Antes de ponerme en serio con esto de la escritura, leía, leía mucho, pero hasta el verano de 2013 nunca compartí las opiniones de mis lecturas con nadie.
Un día, con una compañera de trabajo, me metí de lleno en la aventura blogger y, al mismo tiempo que mis historias iban tomando forma, comencé a reseñar/comentar en aquel blog lo que leía. Fue una experiencia única. Me ayudó a analizar lo que caía en mis manos, a subsanar algunos de mis vicios de escritora y no solo me enseñó a abrir la mente a nuevos géneros, sino también a compartirlo con otras personas.
Hoy ese blog ha sido desmantelado, pero yo he querido recuperar mis entradas en este pequeño espacio: son un recordatorio de mis comienzos. Las he copiado y pegado por fechas, tal y como fueron escritas, y no he cambiado ni una coma. Así que disculpad si hay errores o mi discurso no es todo lo correcto que debiera: son los comentarios de una novel. Todo lo que encontréis con fecha anterior a septiembre de 2015 forma parte de esa aventura.
Y sigo leyendo, porque la lectura es uno de esos vicios fantásticos del que nunca nadie debería desintoxicarse. Y hasta es posible que actualice y os cuente más cosas sobre lo que leo, aunque sea muy de tanto en tanto.

Fdo. M.C. Sark

lunes, 25 de noviembre de 2013

Cautivar a un dragón - Lis Haley

Título original - Cautivar a un dragón
Autor - Lis Haley

Categoría - Romántica Histórica
Editorial - HQN
Fecha de publicación - Septiembre de 2013





Norah Devlin se vio obligada a huir de su casa en Virginia cuando se enteró de que su padre pretendía casarla con su socio, un viejo degenerado, pero rico. Así que se refugió en Inglaterra ayudada por su tía materna, lady Patterson, que le buscó trabajo como doncella en casa del marqués de Devonshire.
Cuando Marcus Greenwood regresó a Devonshire, se quedó prendado de su nueva doncella de cabellos rojos y genio vivo. Las malas lenguas decían que lord Dragón, como lo apodaban por sus costumbres «salvajes», se había enamorado.
Pero el peligro acechaba a la bella Norah. Ni el ancho mar que separaba ambos continentes aseguraría su protección. ¿Conseguiría Marcus proteger lo que más quería?

Haciendo reseñas en un blog me parece imperdonable elegir un libro porque si, sin investigar de antemano ni al autor ni a su obra, pero a veces soy así. Tenía un vale de descuento para comprar en Harlequin, y entre otras cosas me apetecía Histórica. Y sé que no es excusa pero tienen tantos títulos y es un subgénero de la Romántica del que he leído tan poco, que he de reconocer que su elección fue un tanto al azar.
Es verdad que la sinopsis me llamó la atención, pero vamos...
De todos modos, el blog lo creamos para disfrutar, aprender y descubrir nuevas lecturas. Y sobre todo, comentar con vosotros lo que vemos y entendemos de un libro. Y en ello estamos.


Estoy muy sorprendida.
Parece que nos dejamos llevar por un montón de prejuicios a la hora de si el libro es de un autor u otro y en este caso, tengo que confesar que me impresionó conocer, ya llevaba medio libro leído, que la autora fuese española.
Parece que las escritoras nacionales son buenas únicamente en otros campos, pues es donde obtienen más publicidad. Pues no.También tenemos muy buenas escritoras en Histórica, aunque no sean tan conocidas ni tan aplaudidas por la masa popular. Y digo esto porque Lis Harley es una de ellas, ya que con su lenguaje elegante, a la vez que claro y sencillo, más un sin fin de pequeños detalles, consigue "meterte" de lleno en la época en la que se desarrolla la historia. 
No quiero imaginar la de tiempo que puede llevar la labor de investigación para escribir un relato de estas características, si yo en determinados momentos paso horas mirando por internet para no inventarme lugares o detalles... un libro de este tipo debe llevar muchísimo trabajo detrás, lo cual me causa gran admiración y respeto por el autor.
La trama se desarrolla en Inglaterra, y en cierto modo es un tópico: Señor con título nobiliario libertino y calavera que seduce a jovencita inocente de la que se enamorará perdidamente, pero tiene muchas más cosas: Tiene buenos secundarios, secretos, indecisiones, celos y venganza. 
De los personajes principales me quedo, por supuesto, con el Marqués de Greenwood, serio, decidido, seguro de si mismo... aunque me hubiera encantado conocer algo más de su faceta de dragón, para no tener la sensación de que su fama es infundada. Creo que es, sin dudarlo, el mejor personaje del libro.
Por contrapartida, Norah es un tanto indecisa. Es cierto que en la época, las jóvenes no deberían tenerlo fácil pero este personaje es capaz de escapar del yugo de un padre que la obliga a casarse con quien no quiere, a tener al hombre de su vida delante y no saber si casarse con él o no.
Entre los secundarios quiero destacar dos: Me hubiera gustado saber algo más de Adam, el "medio hermano" de nuestro protagonista y hacer vodoo con Crandall (¡que malo es!). Por el contrario el padre de Norah me parece poco creíble al final, pero no voy a contar el porqué para no desvelar la historia. Tendréis que leerla.

Si os va la Romántica Histórica os animo perderos en sus páginas. No se hace nada pesado y tampoco es predecible, como otros con los que me he encontrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario