Septiembre de 2015

Antes de ponerme en serio con esto de la escritura, leía, leía mucho, pero hasta el verano de 2013 nunca compartí las opiniones de mis lecturas con nadie.
Un día, con una compañera de trabajo, me metí de lleno en la aventura blogger y, al mismo tiempo que mis historias iban tomando forma, comencé a reseñar/comentar en aquel blog lo que leía. Fue una experiencia única. Me ayudó a analizar lo que caía en mis manos, a subsanar algunos de mis vicios de escritora y no solo me enseñó a abrir la mente a nuevos géneros, sino también a compartirlo con otras personas.
Hoy ese blog ha sido desmantelado, pero yo he querido recuperar mis entradas en este pequeño espacio: son un recordatorio de mis comienzos. Las he copiado y pegado por fechas, tal y como fueron escritas, y no he cambiado ni una coma. Así que disculpad si hay errores o mi discurso no es todo lo correcto que debiera: son los comentarios de una novel. Todo lo que encontréis con fecha anterior a septiembre de 2015 forma parte de esa aventura.
Y sigo leyendo, porque la lectura es uno de esos vicios fantásticos del que nunca nadie debería desintoxicarse. Y hasta es posible que actualice y os cuente más cosas sobre lo que leo, aunque sea muy de tanto en tanto.

Fdo. M.C. Sark

viernes, 4 de abril de 2014

Doce campanadas y un beso - Olivia Ardey

Titulo original - Doce campanadas y un beso
Autor - Olivia Ardey

Categoría- Romántica Contemporánea
Editorial - Versátil
Año de Edición - Diciembre de 2013



QUIÉN SABE, QUIZÁ HAY QUE CREER EN LA MAGIA DE LA ÚLTIMA NOCHE DEL AÑO…
En la boda de Celia y Álvaro uno de los invitados no parece disfrutar del momento… Diego ha vuelto a Tarabán para empezar de nuevo.
Viudo y con dos niñas, es demasiado joven para vivir de recuerdos pero su trabajo como veterinario rural y su agotador día a día de padre en solitario no le dejan ni el tiempo ni las ganas de volver a enamorarse.
El mismo día del enlace más esperado en el pueblo, tropieza con una rubia agente de la guardia civil con muy malas pulgas y muchas ganas de poner multas, que pondrá su vida del revés. Vanesa es un soplo de aire fresco, desafío y pasión, suave como una mariposa y dura como el acero. El amor llega como un regalo inesperado pero Vanesa ha escogido una profesión de alto riesgo. Diego ya sabe lo que perder a la mujer que amas, y el miedo a tener que pasar de nuevo por lo mismo pondrá las cosas aun más difíciles.
Aunque, quién sabe, quizá hay que creer en la magia de la última noche del año…

Según Amazon, la novela tiene una estimación, de 105 páginas. y la verdad es que con el tema de verlo en tantos por ciento en el e-reader, se me antojó corta, pero tuve que buscar el dato, pues desconocía su extensión real. 
Desde hoy lo mediré en viajes al curro en el Tram. Un libro corto, como éste, me ha durado cuatro traslados y medio, de media hora cada uno... así que en  dos horas largas: Libro terminado.

No había leído la sinopsis y fue una sorpresa encontrarme de nuevo en Taraban. Nunca imaginé que la autora nos regalaría una saga, pues vi tan rematada la historia de Alvaro y Celia que en ningún momento pensé en una continuación. El caso es que, con la cantidad de secundarios de la historia inicial "Bésame y vente conmigo", es muy posible que a esta secuela se sumen otras y tengamos nuevas entregas de la familia turolense.
Puedes leerla por separado, pero yo te recomendaría, si no quieres perderte, que empezases por la primera.

.En esta novela, se narra la historia de Vanesa, guardia civil que tiene destino en la localidad y Diego, hijo de los dueños del mesón, que vuelve a rehacer su vida en el pueblo, al fallecer su mujer. 
La gran diferencia con el libro anterior es que esta historia es algo más predecible. El protagonista masculino es un joven viudo con dos hijas a su cargo que se enamora de una mujer diez años menor que él y que, a pesar de ser correspondido desde el primer momento, acusa los miedos normales en esa situación. La diferencia de edad, el tener dos niñas pequeñas y el miedo a perder de nuevo a la mujer de su vida.

El libro está lleno de diálogos irónicos y divertidos y la forma de escribir de esta autora, te permite leértelo de tirón. Es muy asequible y también muy real. Podría ser perfectamente la historia de la persona que se sienta a tu lado en la parada del autobús.

El final es la parte más original, pero para saber que ocurre mientras dan las doce campanadas tendrás que leerte el libro....


No hay comentarios:

Publicar un comentario